• A+ A-

Después de 17 años, el dúo sueco Roxette volvió a pisar un escenario peruano y fue un regreso a lo grande. La agrupación hizo delirar a alrededor de 15 mil personas que se reunieron en el Estadio Nacional, la noche del último sábado. 

Marie Fredikson y Per Gessle subieron al escenario a las 10:00 p.m, en medio de los aplausos e irrefrenables gritos de sus fanáticos. 

El primer tema de la noche fue el conocido “Dressed for Success”. Le siguieron “Sleeping in my car” y “The Big L.”

En medio de la algarabía de las primeras canciones, algunos asistentes repararon en la débil interpretación de Marie, un momento que ya era previsible, por las secuelas que un tumor cerebral dejó en la vocalista.

Si bien no se escuchaba su potente voz de años atrás y sus movimientos en el escenario no era tan dinámicos como los de su compañero Per, se notaba que Fredikson dejaba toda su energía en la tarima y los asistentes se mostraron condescendientes. 

Durante el concierto no solo interpretaron éxitos de décadas pasadas, también cantaron algunas canciones de su última producción “Charm School” como “Only when I dream” y “She’s got nothing on”.

Por un instante, el tiempo había retrocedido en el estadio Nacional. Los fanáticos de Roxette -muchos de ellos ya habían pasado la valla de los treinta - se visualizaban en la época de fines de los ochentas, coreando incasablemente sus canciones.

Fue más de hora y media de concierto, donde se escucharon temas melódicos como “It must have been love”, “Chash! Boom! Bang!”, “Spending my time”, "Wish I could fly" o “Listen to your heart”. Estas canciones fueron alternadas con otras más eufóricas como “How do you do!”, “Dangerous”, “Joyride” o “The look”. 

Un momento memorable para los seguidores fue cuando el guitarrista de Roxette versionó con este instrumento fragmentos de "El cóndor pasa". 

Antes de la presentación del dúo sueco, la banda argentina G.I.T. fue la encargada de abrir el concierto. En sus voces se escuchó los sonados temas ochenteros como “Siempre fuiste mi amor”, “La calle es su lugar”, “Aire de todos”, “Es por amor”, entre otros.

El tema que cerró la noche fue “Church of your heart”. Al final no hubo bandera del Perú que flameara, pero si una apoteósica despedida del público peruano, que no dejaba de pedir más música a Roxette.


Fuente: RPP